Html5 vs Flash

Hace varios años que me dedico al diseño y a la programación web, la cuál cosa me obliga a estar (o almenos a intenterlo) a la última en cuanto a herramientas de desarrollo, tecnologías, tendencias, etc. Y está claro que cada vez que aparece alguna novedad se pone en el punto de mira de críticos poniendo de manifiesto sus pros y contras.

Sin embargo, en los últimos tiempos se ha generado un concepto erróneo sobre el ciclo de vida y utilidad de FLASH y HTML5. Esto viene dado a:

  • Auge de Apple (y sus iDevices).
  • La renuncia a utilizar FLASH en sus dispositivos.
  • La aparición de la nueva especificación del lenguaje HTML.

Y es que, al final, todo acaba siendo subjetivo y cada uno utilizamos la tecnología que más nos convenga y con la que más nos sintamos familiarizados, independientemente de si “una es mejor que otra”.

La mayoría de los conceptos sobre HTML5 son erróneos; aunque se crea lo contrario, su nacimiento no se dio para reemplazar a la tecnología FLASH. Y es que el uno no puede sustituir al otro (y viceversa), por lo que el debate entre FLASH vs HTML5 no debería existir.

HTML5

La especificación HTML5 acepta tanto la sintaxis HTML como XML, pudiendo así permitir una intercomunicación estandar y sencilla en documentos y aplicaciones web independientemente del lenguaje de programación que se utilice.


La idea principal de HTML5 es la de garantizar la consistencia y rendimiento entre aplicaciones independientemente de la plataforma (iOS, Android, Windows…).

Además, muchos conceptos erróneos se basan única y exclusivamente en el diseño. En este punto debemos tener en cuenta:

  • El soporte íntegro de audio y video directamente en HTML.
  • HTML5 soporta tanto SVG como Canvas para animaciones.
  • Además, ofrece a los diseñadores un canvas que facilita el renderizado de gráficos 2D “al instante”.
  • Ha sido desarrollado con el fin de crear aplicaciones interactivas tanto user como seo-friendly.

¿Por qué se cree que HTML5 es el sustituto de FLASH?

Está claro, la experiencia de usuario con una aplicación FLASH es mucho más óptima (en principio) que con una aplicación HTML5. Además, FLASH es soportado por el 99% de navegadores de sobremesa y equipos portátiles y el resultado final no varía en función del browser que el usuario utilice. Todo esto suena muy bien, pudiendo pensar que FLASH es la bomba… pero claro, en cuánto hablamos de dispositivos móviles como iPHONE, iPAD y, en resumen, cualquier iDevice (y otros dispositivos que funcionan con otros sistemas operativos), la cosa cambia.


Es aquí cuando HTML5 entra en juego. Al ser compatible con los dispositivos móviles citados anteriormente, se cree que ha nacido para tal fin cuando realmente no es así. Es una solución, sí, pero no ha nacido para ello. Por lo tanto, en este caso, no nos vale la típica expresión “¿qué fue antes, el huevo o la gallina?”, pues creo que ha quedado aclarado.

Sí, soluciona la problemática de aplicaciones altamente interactivas para iOS, pero no es su principal finalidad.

Y, llegados a este punto, las grandes compañías deben plantearse si replicar sus aplicaciones FLASH en aplicaciones HTML5 para dar soporte a cada vez más usuarios.

Desenmascarando concpetos sobre HTML5

HTML brinda una solución extraordinaria para mostrar audio y video. Lo que muchos usuarios no saben es que cada navegador dispone de plugins para interpretar estos ficheros, y puede ser que la compatibilidad no sea óptima entre diferentes formatos.

En segundo lugar, SVG y Canvas han permitido a los diseñadores diseñar e implementar animaciones 2D. Sin embargo, se ha visto que el rendimiento de la aplicación se ve mermada en cuanto a rendimiento. Y a la hora de manejar animaciones en 3D, la tarea se vuelve aún más compleja si cabe. Por lo tanto, replicar un sitio en FLASH en el equivalente a HTML5 es, prácticamente, imposible.

Tercero: HTML5 permite la creación de las conocidas RICH INTERNET APPLICATIONS, pero el rendimiento que ofrecen no será el mismo que el que pueda ofrecer una aplicación desarrollada en FLASH / FLEX. FLASH permite, por ejemplo, la comunicación directa con un servidor remoto; HTML5 no.

¿Qué hacer con HTML5 pues?

A continuación verás una lista con lo que SÍ se puede hacer con HTML5:

  • Aplicaciones multiplataforma compatibles con iDevices, dispositivos Windows… Es decir, crear aplicaciones funcionales independientemente del dispositivo y sistema operativo
  • Permite crear un único sitio compatible con tablets, móviles, equipos portátiles, de sobremesa… sin tener que crear una “versión distinta” para cada uno de ellos.U
  • Si se usa de forma correcta, puede mejorar, y mucho, la experiencia de usuario.
  • Permite integrar audio y video mediante el uso de tags. Sin embargo, considera lo que te he comentado anteriormente.
  • Los tiempos de carga son muchos mejores en cuánto a la especificación anterior.
  • Ofrece buenas animaciones para gráficos y efectos de luz. Sin embargo, no es la panacea. Para animaciones ya está FLASH.
  • Proporciona un soporte óptimo para validación de formularios y captura de eventos de teclado.

En resumen…

HTML5 puede creerse que está a la altura de FLASH. Sin embargo, nada más lejos que decir que aún no es un lenguaje maduro y se encuentra en fase de desarrollo, por mucho que nos quieran vender.

HTML5 permite crear aplicaciones mucho más accesibles y compatibles con los diferentes dispositivos móviles y plataformas. Además, no hay duda: ofrece mucha más flexibilidad en cuanto a creatividad a la hora de realizar aplicaciones y sitios web.

Wikipedia: Html5

Fuente: www.luiscanada.com

HTML5 & CSS3 - Copyright © 2014 Utopix
United Kingdom gambling site click here